¿Es seguro el aspartame para las personas que sufren de epilepsia?

Tanto la Epilepsy Foundation of America como el Epilepsy Institute han llegado a la conclusión de que el aspartame es seguro para las personas que padecen de epilepsia, y que no está relacionados con los ataques epilépticos. Adicionalmente la FDA estudió 251 reportes anecdóticos de ataques de epilepsia de personas que creían que ellos eran ocasionados por el aspartame. Después de analizar las quejas de los ataques, los archivos médicos, los patrones de consumo y los tests, la FDA concluyó que la ocurrencia de los ataques no podía ser vinculada al consumo del aspartame.

Estudios científicos adicionales en animales y en seres humanos muestran que el aspartame no causa ni empeora los ataques en ningún grupo de personas, incluyendo a los niños y a los epilépticos. Un estudio controlado con un placebo, que era a doble ciego, y que abarcaba tanto a niños como adultos se enfocaba en personas que habían experimentado ataques alegando que se debían al consumo de aspartame. Los sujetos recibieron tanto un placebo como una dosis de 50 mg/Kg de aspartame (igual a cerca de 17 latas de refresco dietético liviano) en días separados y fueron evaluados por cinco días con supervisión continua con electroencefalograma para registrar las señales eléctricas del cerebro. Los resultados, publicados por Epilepsia (E.U.A.), mostraron que la probabilidad de que el aspartame ocasionara los ataques no era mayor que la del placebo.

En otro estudio de 4 semanas, el efecto del aspartame sobre los ataques fue comparado con un placebo en niños con desórdenes de ataques. Los resultados mostraron que las dosis de aspartame, iguales a 10 veces los niveles actuales de consumo, no causaban o empeoraban los ataques en estos niños.

Volver a las preguntas